En Paraguay disminuyó la inversión en la educación

A pesar de los progresos registrados en la escolarización de los niños y niñas en algunas naciones, el informe Seguimiento de la Educación para Todos de la Unesco muestra que son pocos los países que van por buen camino para alcanzar la totalidad de los seis objetivos de la Educación para Todos (EPT) establecidos el año 2000. Paraguay es uno de los países que disminuyó –aunque levemente– su cercanía a cumplir con esos objetivos.

El nuevo informe examina uno de los objetivos menos estudiados: la adquisición de competencias de aprendizaje por parte de los jóvenes y su preparación para la vida activa. En el informe se muestra que para encontrar trabajos decorosos los jóvenes necesitan poseer las competencias que se adquieren en la escuela primaria y el primer ciclo de la enseñanza secundaria.

En América Latina y el Caribe hay casi 2,7 millones de niños excluidos de la enseñanza primaria y 1,7 millones de adolescentes sin escolarizar en la enseñanza secundaria, que están perdiendo la oportunidad de adquirir competencias esenciales para encontrar trabajo en el futuro. A esto se añade la crisis de la calidad del aprendizaje en el mundo: actualmente hay 250 millones de niños en edad de cursar primaria, escolarizados o sin escolarizar, que no saben leer o escribir.

La inmensa mayoría de los jóvenes más pobres y con menos años de estudios viven en regiones rurales. Las mujeres son las personas más necesitadas.

Una medida inteligente que pueden adoptar los países que tratan de impulsar su desarrollo económico es –según el informe– invertir en la adquisición de competencias por parte de los jóvenes. Se estima que cada dólar gastado en la educación de una persona rinde entre 10 y 15 dólares, en términos de crecimiento económico, a lo largo de toda la vida laboral de dicha persona.

(Abc Color – 16 de octubre de 2012).

Socios Estratégicos