Ley no prevé sanciones por incumplir restricciones por violencia doméstica

La Policía Nacional no da abasto para proteger a las personas. Más de 2.000 denuncias se presentan por mes en el 911. Se repiten los casos de feminicidio en que las víctimas debían estar resguardadas de agresores.

Paradójicamente, la ley que pretende proteger a las víctimas de la violencia doméstica tiene una laguna legal que finalmente mantiene vulnerables a las personas que sufren los maltratos en casa. Esto es debido a que la normativa no prevé sanciones para los agresores que tienen restricciones legales para acercarse a sus víctimas.

Con esto, un juez de Paz puede dictar una prohibición para un denunciado por violencia doméstica de acercarse a su vivienda o a su familia. Sin embargo, si la persona incumple esta restricción la ley no prevé ningún tipo de castigo.

La ineficacia del sistema de protección a víctimas de violencia intrafamiliar se vio reflejada este mes en cuatro homicidios, en los que los autores de los crímenes mataron a familiares y exparejas a las cuales no podían acercarse por prohibiciones judiciales.

Las mismas autoridades de la Policía Nacional, institución que según la ley es la encargada de velar por el cumplimiento de las medidas de protección a víctimas, admitieron ante la prensa que no dan abasto para vigilar diariamente todos los casos.

Según los datos estadísticos de la Policía Nacional, se registran alrededor de 2.000 llamadas de pedido de auxilio por violencia intrafamiliar promedio, por mes, en el Sistema de Emergencias 911.

(Última Hora – 29 de octubre de 2009).

Socios Estratégicos