Los casos de abuso sexual reflejan trato desigual en investigaciones de Fiscalía

El sábado 10 de noviembre, una adolescente fue abusada sexualmente por varios jóvenes dentro del Club Centenario. El domingo 11, una chica de 14 años, de Areguá, también denunció abuso sexual. La diferencia es que en el caso del Centenario, la Fiscalía imputó a uno de los presuntos autores horas después de formulada la denuncia. En el otro caso, la imputación se realizó casi 15 días después de la denuncia.

Ambos casos reflejan la desigualdad que se da en la rapidez de las investigaciones del Ministerio Público en casos de abusos sexuales.

En la causa por la violación cometida dentro del Centenario, la fiscala Teresa Martínez imputó prácticamente 48 horas después de la denuncia.

El caso de Areguá es distinto. La familia de la joven tuvo que recurrir a la prensa durante el fin de semana pasado para denunciar la inacción de las autoridades, principalmente del Ministerio Público. Luego de la publicación del caso, la fiscala María Lina Naumann imputó ayer a los cinco presuntos autores que fueron reconocidos por la víctima.

El Ministerio Público no cuenta con unidades especializadas para la violencia de género y los abusos sexuales a niños y adolescentes. La falencia en esta área quedó evidenciada en los casos mencionados.

(Última Hora – 27 de noviembre de 2012).

Socios Estratégicos