Un muerto, tres desaparecidos y daños dejan los raudales

Un fallecido, tres desaparecidos, entre ellos un niño, y cuantiosos daños materiales, como casas anegadas y calles destruidas, dejó ayer la torrencial lluvia que se abatió sobre Asunción, área metropolitana y el interior del país. Meteorología informó que 166 mm de agua cayeron en siete horas. Las calles se convirtieron en furiosos torrentes, en los que varios automovilistas, arriesgando incluso sus vidas, luchaban para evitar que sus vehículos fueran arrastrados.

El fenómeno natural empezó a manifestarse sobre Asunción, aproximadamente a las 6:00, cuando se registraron las primeras gotas, que luego se convirtieron en un verdadero diluvio.

La intensa precipitación sorprendió a los automovilistas en plena calle, y a medida que los vehículos quedaban por precaución o por defectos mecánicos, empezaron a formarse largas colas de vehículos, especialmente sobre los principales accesos al centro, como Artigas, Eusebio Ayala, Fernando de la Mora y General Santos.

En los barrios, en cambio, el raudal ingresó en las casas y la desesperación se exteriorizaba en los medios de prensa, a los que acudían los vecinos para pedir socorro.

J.A.A., de 13 años, es un adolescente que fue denunciado como desaparecido en la Comisaría Tercera de Luque.

Las calles ayer se convirtieron en verdadero peligro para los automovilistas y los pasajeros de colectivos. En Fernando de la Mora casi Panambi Retã, un frondoso yvyra pytã cayó sobre un colectivo de la Línea 14, con pasajeros a bordo, por suerte ilesos, pero con un gran susto. También alcanzó a una camioneta, que luego fue librada de la ramas por los bomberos.

(Abc Color, Última Hora, La Nación, Crónica y Popular – 30 de noviembre de 2012).

Socios Estratégicos