Función especial de 7 cajas

Global Infancia realizó el pasado 28 de agosto una función especial de la película paraguaya 7 cajas,  dirigida por Juan Carlos Maneglia y Tana Schémbori. El largometraje paraguayo fue ovacionado por el público en el festival internacional de San Sebastián (España), donde se adjudicó además el premio Euskaltel de la Juventud.

Maneglia – Schémbori realizadores, como empresa productora, ha trabajado en numerosas ocasiones con Global en el desarrollo y producción de campañas de sensibilización sobre derechos de la niñez y la adolescencia (ver en la sección campañas los spots de TV Tarjeta roja al maltrato y Paternidad responsable).

Todo lo recaudado fue destinado al fondo de los proyectos de la organización. ¡Muchas gracias a Tana y a Juan Carlos por esta obra y por su apoyo de siempre!

Sinopsis

Es un viernes con 40 grados en la ciudad de Asunción.

Víctor, un carretillero de 17 años, sueña con ser famoso absorto en la tele de un puesto de electrodomésticos en pleno Mercado 4.

El mundo del Mercado es hostil, competitivo y hay miles como él esperando llevar cosas. Víctor entiende que necesita moverse para conseguir algo de plata ese día.

Recibe entonces una propuesta algo inusual, transportar 7 cajas de las cuales desconoce su contenido, a cambio de la mitad rasgada de un billete de 100 dólares. La otra mitad se le entregará cuando termine el trabajo. Víctor, que jamás vio un billete de ese valor, no tiene idea de cuantos guaraníes significa. Pero sabe muy bien, que no tiene derecho a preguntar. Es más grande su necesidad que su curiosidad.

Cruzar las 8 manzanas que cubre el Mercado parecía fácil, pero las cosas se complican en el trayecto: le roban una caja, pierde el celular con el que se comunicaba con su contratista y la policía rodea el lugar buscando algo que él ignora por completo. A esto se le suma un grupo de carretilleros que están dispuestos a escoltar también las cajas. Algo hay en ellas que genera una verdadera persecución de carretillas en los pasillos más recónditos y lúgubres del Mercado.

Sin saberlo, Víctor y sus perseguidores se irán involucrando en un crimen del que desconocen todo: la causa, la víctima y el victimario. Todos son cómplices, porque la necesidad los obliga a correr, a gritar, a callar, o simplemente a hacerse el ñembotavy (palabra en guaraní que significa hacerse el tonto).

Socios Estratégicos