Niños y niñas de Remansito acceden a agua segura y kits de emergencia

DSCN1856 (1024x768)

A través del proyecto “Rory ñane moã” 2587 niños y niñas que asisten a escuelas de Remansito ya pueden beber agua limpia en sus aulas. Esto gracias a la instalación de filtros bacteriológicos, ya que no contaban con agua corriente desde la inundación de la planta proveedora de agua.

El proyecto Protección de la Infancia afectada por las crecidas del Río Paraguay en Remansito “Rory ñane moã”, implementado por la organización Global Infancia con fondos de Save the Children y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) ya ha entregado un total de 150 filtros bacteriológicos distribuidos en ocho escuelas de Remansito. Asimismo se distribuyeron 9 tanques de 1000 litros de agua, para reservorios de agua.

Las escuelas que recibieron los filtros son: Escuela Básica No. 4381 “Municipal 3”, Escuela Básica No. 766 “Jaime Peña”, Escuela Básica No.3974 “Espíritu Santo”, Escuela Básica No. 4294 “María Auxiliadora”, Escuela Básica “San Jorge”, Escuela Básica No.6261 “San Vicente de Paul”, Escuela Básica No.7429 “Manantial de Vida”, y la Escuela Básica No.5925 “Don Jorge Gayoso”.

En el marco de este proyecto también se entregaron kits de emergencia a niños, niñas y adolescentes de la comunidad considerados como los más vulnerables. Los mismos contienen un par de botas impermeables, una remera, y un bolso. A la fecha se han entregado 307 unidades.

Los beneficiados, niños, niñas y adolescentes considerados en situación de vulnerabilidad han sido seleccionados basados en si han sido desplazados o no por la crecida del río Paraguay, la cercanía de sus hogares a las zonas inundables y la cercanía de la escuela a la que asisten a las zonas inundables. Parte de los niños han sido seleccionados en base a información proveída por las instituciones educativas, y otros a través de recorridos realizados en las mismas zonas afectadas para la relevación de datos.

Remansito, municipio de Presidente Hayes, tiene 27.000 habitantes, ocho centros educativos y 2.328 niños y niñas en edad escolar. 150 familias abandonaron sus casas y buscaron refugios a causa de las inundaciones. La reubicación se realizó sin asistencia, de manera informal, y personal de Global Infancia individualizó cerca de 400 niños y niñas directamente afectados por la crecida.

Socios Estratégicos