La crianza sin castigo es posible

No existe una escuela para ser padres perfectos, pero existen muchas evidencias científicas de que los castigos físicos y el maltrato verbal no colaboran en lo que todo padre o madre busca para sus hijos: Que sean personas felices, que sepan resolver problemas sin recurrir a la violencia.

La psicóloga Mónica Basualdo refiere que es importante reflexionar acerca de los límites, la disciplina y en esta línea de lo que se da en llamar disciplina positiva y crianza respetuosa. “Cuando hablamos  de firmeza sin violencia hablamos de poner límites, poner disciplina, pero  respetando el desarrollo normal del niño  y sin violencia, sin castigo físico, sin maltrato, sin violencia verbal, con respeto”, refiere.

Con relación al “chachá”, Basualdo refiere que existen otras formas de poner límites, sin necesidad del castigo físico ni el trato humillante. “No hay nada positivo en esta forma de resolver la situación y por otro lado justamente enseña a los niños lo que no queremos enseñarle: la violencia, agrega.

(paraguay.com – 23 de noviembre de 2014).

Socios Estratégicos