El Poder Ejecutivo promulgó en la víspera las modificaciones introducidas por el Congreso Nacional a la Ley del Fonacide. Los cambios incluyen mayores exigencias a las municipales y los gobiernos departamentales para recibir nuevos desembolsos de parte del Ministerio de Hacienda.

El objetivo es garantizar la rendición de cuentas y aplicar una mayor rigurosidad a la administración de los recursos públicos al reforzar los sistemas de control. Los gobernadores e intendentes responderán con su patrimonio por el mal uso que hagan de los recursos del Fonacide, según establece la modificación de la ley que crea esos fondos, promulgada ayer por el Ejecutivo. Además, la Contraloría les denunciará ante la Fiscalía por cualquier indicio de la comisión de alguna irregularidad.

La modificatoria también permitirá un mayor control ciudadano del uso de los recursos del Fonacide con la obligación establecida a las gobernaciones y municipios de publicar en sus portales electrónicos informes sobre el destino del dinero, según la nueva redacción del artículo 5º.

(La Nación y Abc Color – 7 de abril de 2016).