Leve reducción de los partos por cesáreas en hospitales públicos

Los partos por cesárea tienen una leve disminución en los hospitales públicos, asegura un informe del Ministerio de Salud. Más del 50% de las gestantes optan por el parto normal a la hora de dar a luz, pero el índice de operaciones supera lo aconsejado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

De los 116.000 nacimientos reportados en el 2015, 51,3% fueron normales y 48,7% cesáreas. Existe una pequeña merma en comparación al año 2014 que indicaba un 50 y 50 para ambas formas de alumbramiento.

La OMS recomienda llevar a cabo una cesárea solo cuando el proceso del parto no puede desarrollarse de manera natural, argumentando que debe ser el último recurso para dar a luz. Indica que este tipo de intervención no debe exceder el 35%.
La mayor proporción de cesáreas se verifica en capital y Ñeembucú, con 67,8% y 51,9%, respectivamente. En tanto que el menor porcentaje se contabiliza en Alto Paraguay, con 6%.

Según las sugerencias del citado organismo internacional, este procedimiento médico debe aplicarse solo si la grávida refiere algún tipo de complicación o patología que pueda ser un riesgo para la salud de la madre y la de su bebé.

Las autoridades sanitarias sostienen que el control prenatal oportuno y adecuado es la principal estrategia para evitar un parto prematuro, o complicaciones a la hora de dar a luz, y de esta manera prevenir las muertes maternas y neonatales.

(La Nación – 6 de diciembre de 2016).

Socios Estratégicos