Niños indígenas viven una odisea para ir a escuela

Los alumnos de la escuela “Piky Cua”, ubicada en la colonia indígena distante unos 60 kilómetros de esta capital departamental, se exponen diariamente al peligro para llegar a su escuela porque el puente sobre el caudaloso río Aquidabán se derrumbó hace meses sin que alguna autoridad haya hecho algo al respecto.

Ahora, con el inicio de las clases, tanto alumnos como profesores deben cruzar el cauce hídrico en una balsa que también se encuentra en pésimas condiciones, para llegar hasta el centro educativo. Teniendo en cuenta que la situación de los locales escolares en pleno centro de esta capital departamental afronta serios problemas, en las colonias indígenas están aún en peores condiciones.

Y no solo los alumnos y profesores tienen que arriesgarse a cruzar el río en una balsa, exponiéndose a caer al agua. También los colonos de la zona reclaman una atención urgente de parte de las autoridades departamentales para solucionar este grave inconveniente.

“Esperamos que las autoridades nos ayuden a construir un nuevo puente y que no esperen que mueran varios alumnos para que vengan a verificar nuestra situación”, reclamó uno de los afectados.

(Abc color – 7 de marzo de 2017).

Socios Estratégicos