Hay incertidumbre con respecto a plan de alfabetización

La dramática situación que viven alrededor de 800 alfabetizadores que trabajan en el programa emblemático “Paraguay Lee y Escribe” y llevan cuatro meses sin cobrar tiene otra arista: la posibilidad de que esta modalidad de pos alfabetización sea desechada. Más allá del pago, los educadores quieren que el programa continúe.

Si bien el discurso de las autoridades es favorable al programa, el hecho de que no se cumple con el pago de remuneraciones y la falta de acompañamiento hacen pensar que puede ser desechado sin haber llegado a la tercera y última etapa, que es la de consolidación y que debía ejecutarse el año próximo.

Narciso Aguirre, alfabetizador de Yuty, considera que las nuevas autoridades educativas no quieren que el pueblo despierte. “Hacemos un trabajo muy importante, que es enseñar a las personas que no accedieron a terminar sus estudios a aumentar sus conocimientos. Son personas que ya sabían leer, pero no comprendían lo que leían. Ahora ellos conocen sus derechos y más adelante los van a defender, y eso es lo que no les gusta a las autoridades. Ellos quieren que siga el analfabetismo”, afirma el educador.

Aguirre señala que los materiales con los que se trabajan incluyen como componente la educación cívica, y se enseña por ejemplo la idea de que en las elecciones se debe elegir y no simplemente votar. “Eso es lo que no quieren, que la gente piense”, añade.

(Abc Color – 22 de octubre de 2012).

Socios Estratégicos