En el caso Panambí todos los derechos fueron vulnerados

Panambí es el nombre ficticio de una adolescente de 15 años, que residía con una pareja como criadita desde los 12 años. El 13 de enero del 2017 fue ingresada de forma urgente al Hospital Regional de Pedro Juan Caballero habiendo sido maltratada, torturada, abusada y obligada a ingerir soda cáustica.

La abogada Lourdes Barboza recalca que todos los derechos fueron violados por la realización de un procedimiento sin presencia del defensor del niño, sin el auxilio de profesionales especializados, sin el obligatorio resguardo de la información y con presencia de la abogada de los actualmente prófugos.

“Y encima la información fue hecha pública por las autoridades intervinientes que en este caso podrían eventualmente dar lugar a sanciones establecidas en el artículo 14 de la ley Nº 478/12”, explicó.

Por su parte, Aníbal Cabrera, representante de la Coordinadora por los Derechos de la Infancia y la Adolescencia (CDIA), señala que este es un caso paradigmático porque refleja el estado de desprotección en que se encuentran las niñas, niños y adolescentes en Paraguay, principalmente los que viven en comunidades en situación de pobreza, rurales e indígenas.

El representante de la CDIA criticó además que luego del procedimiento judicial por parte del Juez Edgar Ramírez, que lleva la causa, el magistrado dio detalles de todo lo que la adolescente relató. En ese sentido la CDIA presentó una queja al Tribunal de ética Judicial de la Corte Suprema de Justicia.

Panambí debe ser protegida por el Estado, que enfrenta una nueva medida cautelar impuesta por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

(Abc Color, Cinthia López – 20 de marzo de 2017).

Socios Estratégicos